lágrima.

Me pican los ojos.
Me acaricias la mejilla
con tu Índice
húmedo y salado.

Lo veo borroso.
La luz se olvida
de iluminar
bajo la almohada.

Todo está desenfocado.
Tu Pulgar baja por mi cara
y me acaricia suave
los labios.



¿Es Tu Dedo? No.
Estoy llorando.

3 secretos:

Yo, yo misma e Irene dijo...

¡Hola!
Acabo de leer tu comentario en mi relato ''Covardes'' y me gustaria que me lo explicaras por que no he entendido bien que quieres decir con el :) Besos!

Valerio Onfretti dijo...

Las monas caprichosas

El mono en el cocotero
dice a la mona: Te quiero.
(La mona no le hace caso.)

El mono se vuelve loco,
y come un coco
poquito a poco.

El mono dice: Te invito.
La mona lanza un saltito,
la mona trepa a su lado:
No quiero coco, quiero un helado.

- Queremos helado! Queremos helado!
gritan las monas del árbol de al lado.
- En la selva sólo hay cocos!

(Los monos se vuelven locos.)

Gracias por pasarte :)

Yo, yo misma e Irene dijo...

Sí, puede ser que no se resuelvan asi, pero esa historia está basado en una experiencia mia personal, y todo lo que está escrito ocurrió de verdad...