Vete a comprar leche (II)

Traté de controlar el pánico y, después de respirar profundamente [inspiraar-expiraaar, inspiraaar-expiraaaaar], comencé a inspeccionar los precios. No era tan difícil, me dije. No pude evitar fijarme en unas ¿botellas?, raquíticas, feasCuarentayocho céntimos. El líquido blanquecino del interior parecía agrio. Lo estudié cuidadosamente, durante una fracción de segundo me pregunté si alguien compraría eso... Me encogí de hombros imperceptiblemente, sostuve con una mano en precario equilibrio los dos cartones que me correspondían y me dirigí hacia la caja. Había cola.

2 secretos:

Crow XIII dijo...

OMG O__o
Dicho de ese modo hasta ir a comprar el pan es una aventura apasionante...Juaz, si esque por eso eres tú la escritora =D
Bueno, que decirte...Hoy empiezan las clases...A las 12:30 tengo que estar en el insti para que me digan alguna chorrada...Qué le voy hacer...
Sigue actualizando así anda >_>

Réckiem dijo...

Al leer esta parte me has recordado un libro que lei una vez. Tienes gran talento para las letras.
Creo que a partir de ahora iré más a menudo al super, tal vez encuentre alguna lata de zumo radioactiva. Je je.
Es broma, claro.
Un abrazo cibernético.